Suponiendo que usted cree que puede permitirse el lujo de disolver su matrimonio, cuándo es el momento adecuado para hacerlo? Notesé que he escrito “el momento adecuado”, no “un buen momento”.

En realidad no hay buen momento para divorciarse, pero teniendo en cuenta su situación personal, emocional, financiera, laboral, y teniendo muy en cuenta la etapa de la vida en que sus hijos se encuentren, hay un mejor momento relativo para pasar por esto, y eso es lo que llamaremos el momento adecuado para usted.

Hay una excepción a todo esto, por supuesto, en el caso de comportamientos inaceptables: si hay abuso físico, también en el caso de un cónyuge que bebe irresponsablemente, o el uso de drogas ilegales, o la adicción a juegos de azar recomiendan una salida rápida, a veces inmediata de la relación.

Si no concurren circunstancias extremas es una buena idea escoger el momento adecuado. No es un cálculo fácil. El momento ideal debería ser cualquiera antes que las cosas hayan empeorado tanto que el respeto y las capacidades de comunicación se hayan perdido por completo. Siempre habrá que avaluar un momento adecuado que permita intentar desarrollar un proceso de divorcio de forma amistosa.

Encontrar ese momento dependerá de muchos factores personales que solo usted es capaz de analizar correctamente.

Y, por supuesto, usted siempre querrá iniciar el proceso de divorcio en el momento en que mejor sea para sus hijos. Siempre se debe evaluar su estado de ánimo y emocional, y lo mejor también para ellos en términos de oportunidad en relación a los hitos de su vida. Si su hijo está a punto de examinarse de selectividad, es probable que no desee añadir más presiones a la carga que él o ella ya están llevando. Por supuesto, con los niños, como con los adultos, no hay un buen tiempo para el divorcio. Su hijo está pasando por una fase? Mal momento para el divorcio. Pasando por la pubertad? Muy mal tiempo. Qué es un buen momento? Y, por supuesto, el estado actual de su matrimonio también está teniendo un impacto no deseado en sus hijos.

Para calcular el momento adecuado para que pueda comenzar el proceso de divorcio tendrá usted que hacer malabarismos, nunca, a nadie, le resultó sencillo dar el paso.

Usted quiere disolver su relación antes de que haya ido más allá de una cierta línea roja, antes de hacer algo de lo que se arrepentiría para siempre, y que racionalmente carece de sentido y no le beneficiaría en nada. Recuerde que una vez amó a esta persona, y que usted no quiere llegar a un punto en el que le o la odie.

Es cierto que jamás ha aprendido a poner la tapa del inodoro, o ella es congénitamente incapaz de limitar la pasta de dientes, pero a veces estas cosas pueden perdonarse, al menos hasta que llegue el momento.

Cuando usted siente que su nivel de irritación le lleva a imaginar planes de destruccion masiva para su cónyuge, o si se escucha a sí mismo jurando interiormente, “Una vez más, y cojo la maleta…”, es el momento de cortar por lo sano y poner fin a la relación.

Ayuda a tomar la decisión cuando se está en un punto en la vida en que se dispone de suficiente tiempo y energía, y los medios económicos para forjarse una nueva vida por sí mismo.

Tal vez ya ronda por su cabeza en este momento la esperanza de encontrar a alguien con la que pueda compartir su “nueva vida”, y tal vez le gustaría tener más hijos. No hace falta, ni siquiera es recomendable, llegar a estar tan amargado o quemado que no tenga ningún interés en la búsqueda de otra persona, o se llegue a perder la capacidad de responder si alguien llama amablemente para entra en su “nueva vida”. Es muy común la frase que se oye en nuestro despacho de “nunca más volveré a casarme…”, y similares. La realidad es que lo más común es encontrarme a mis clientes divorciados paseando deslumbrantes por la calle con sus nuevas parejas muy poco después de terminar su proceso de divorcio. Alguien dijo que “la vida siempre se abre camino”.

La práctica me dice que pasan muchos meses desde que pasa por primera vez la idea del divorcio por su cabeza hasta que se da el paso de iniciar el proceso, tome con calma su decisión, no se precipite, y no dude en solicitar consejo, siempre a los mejores profesionales a los que pueda tener acceso.

Visite http://www.cyafamilia.com si quiere conocernos un poco mejor, y no dude en llamarnos para concertar una entrevista personal.

Anuncios