Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Lo que esto significa en términos prácticos es que si usted siente la ira o el resentimiento, o la necesidad de ventilar sus penas contra su cónyuge o pareja, tiene que salir de ese rol y olvidar esas sensaciones antes de ir a visitar a un abogado, y en cualquier caso en la puerta del juzgado. En un proceso de divorcio hay que preparerse e informarse de lo que sirve y lo que no para conseguir el mejor resultado para usted, y para sus hijos si los tiene.Los abogados, fiscales y jueces de familia no están ahí para juzgar las emociones, y si entre todos buscamis alcanzar una solución equitativa y acorde a las previsiones legales, las quejas, sentimientos y malas experiencias personales sólo pueden ser irrelevantes. Nadie nunca se planteó ir a un proceso de divorcio a contar l0 enamorado que se casó o las maravillosas experiencias de los años de matrimonio.

Desde hace años el divorcio en España es ACAUSAL. No hay que justificar ni explicar, nimsiquiera relatar que causa o circunstancias llevaron a los cónyuges o miembros de la pareja a tomar su decisión.

Y desde la primera ley del dovorcio en España el divorcio es UNILATERAL. No hace falta autorización, ni consentimiento o permiso del otro cónyuge. No es necesario, ni condiciona de ningún modo el resultado del proceso el hecho de que sea uno de los cónyuges el que decida unilateralmente iniciar el proceso de divorcio.

Por lo tanto nunca una Sentencia de divorcio determinará ningún grado de culpabilidad de los cónyuges, ni graduará consecuencias por lo mal marido o buena esposa que se haya podido ser durante el matrimonio.

Si está usted deseando contar su historia en su divorcio, olvídelo, este no es el lugar ni el momento. Si su abogado tiene tendencia a entrar en estas materias s4pa usted que todo esto nada tiene que ver con la tarea de un letrado profesi0nal y especialista en estas materias; escuchar las eternas e interminables historias de justificación de un cliente dolido por la situación y las circunstancias para nada son un síntoma de profesionalidad letrada.

El proceso de divorcio es consecuencia de un plan de vida frustrado, una expectativa personal fundamental que no llegó al final previsto en el guión inicial. Y todos lo entendemos, pero ese debate personal y emocional no es el objeto del proceso, y además esas cuestiones pueden distraer el verdadero objeto de su defensa.

Un letrado especialista se centrará exclusivamente en aquellos aspectos enfocados a la protección de sus derechos e intereses, tanto personales como patrimoniales y pondrá encima de la mesa distintas estrategias y propuestas materiales y procesales para el mejor fin de su divorcio. Los chismes, el gossip y los detalles escabrosos de la relación que ahora termina no tienen especial interés para un letrado enfocado profesionalmente.

El proceso de divorcio no tiene por objeto el carácter, el comportamiento o el reparto de culpas entre los cónyuges, tampoco es una guerra para desacreditarse como progenitores para el cumplimiento de futuros roles y obligaciones en el cuidado y educación de los hijos. El proceso judicial, sea de mutuo acuerdo o contencioso, debe dirigirse casi exclusivamente a proteger los derechos de las partes y sus hijos, y a la adecuada asignación de responsabilidades mientras se deshace una estructura familiar  de una forma racional y ordenada.

Concéntrese en lo importante en su proceso de divorcio, debidamente asesorado o asesorada para ello, y mantenga sus emociones a la puerta del juzgado, le será muy útil. Hablar de sus sentimientos y emociones al momento de finalizar su matrimonio o relación de pareja le hará mucho bien, busque buenos amigos o alguien de su familia con quien hablarlo; los mejores les diré por experiencia que son aquellos,que ya han vivido una situación de crisis familiar.

Probablemente no haya nada mejor que un buen divorcio. No me mal interpreten, un divorcio no es del gusto de nadie, pero llegado a este trance resulta esencial seguir el proceso en la dirección adecuada, sabiendo los cónyuges que deben buscar y cómo defender sus intereses.

En Carrión y Asociados le esperamos para escucharle y atenderle, siempre enfocados a la mejor defensa de sus derechos e intereses.

Visite http://www.cyafamilia.com para conocernos un poco mejor, y no dude en visitarnos personalmente en nuestras oficinas en el centro de Murcia antes de dar el primer paso.

Anuncios