Cuál es el momento adecuado para divorciarse?

Suponiendo que usted cree que puede permitirse el lujo de disolver su matrimonio, cuándo es el momento adecuado para hacerlo? Notesé que he escrito “el momento adecuado”, no “un buen momento”.

En realidad no hay buen momento para divorciarse, pero teniendo en cuenta su situación personal, emocional, financiera, laboral, y teniendo muy en cuenta la etapa de la vida en que sus hijos se encuentren, hay un mejor momento relativo para pasar por esto, y eso es lo que llamaremos el momento adecuado para usted. Sigue leyendo

Puede usted permitirse un divorcio? Qué ocurre si los números del divorcio no salen?

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Puede permitirse el lujo de divorciarse? Es una pregunta importante que todo el mundo se hace llegado el momento de plantearse un divorcio, a no ser que su capacidad económica no le haga preocuparse de estos temas (le preocuparan otros).

Sea como sea, deben sopesarse siempre los costes personales y psicológicos de permanecer en la relación, pero también los costes financieros y de oportunidades de su disolución. Todos ellos pueden ser importantes y pueden condicionar sensiblemente el cómo, el cuándo e incluso la misma oportunidad de la decisión. Sigue leyendo

Cuantas clases de Custodia existen? Hay distintos tipos de Custodia Compartida? Que Custodia Compartida es la mejor? Cuál es mejor para los hijos menores? Cuál es mejor para padre y madre?

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En el sistema español de Derecho de Familia se manejan habitualmente 4 tipos de regímenes de custodia de los hijos:

1.- Guarda y Custodia individual o exclusiva.

Ha sido el régimen ordinario anterior en España, y sigue siendo el estadísticamente  aún más común en nuestro territorio. En esta se otorga la guarda y custodia a favor de un progenitor a quien corresponde el cuidado diario y las decisiones ordinarias respecto a los hijos. Se acompaña de un régimen de visitas, estancias y vacaciones a favor del progenitor no custodio.

2.- Guarda y Custodia distributiva.

Es una modalidad atípica, y muy limitada por nuestro Código Civil, en la que existiendo varios hijos en el seno del matrimonio o pareja, por algunas razones que deberán justificarse, se acuerda o establece que alguno de los hijos vayan con cada uno de los progenitores.

El principio de unidad familiar, y una interpretación común del beneficio de los menores, hace que este tipo esté muy limitado y se vea muy poco en la práctica.

3.- Guarda y Custodia compartida o conjunta.

Se contituye recientemente en el régimen común a establecer si no existen inconvenientes que lo hagan inviable. Carece de un régimen legal adecuadamente precisado o definido por nuestro Código Civil, y está evolucionando constantemente y adaptándose con ciertos márgenes de flexibilidad a cada supuesto que se plantea en los despachos de abogados y posteriormente ante los tribunales.

Existe un amplio grado de libertad para que los progenitores, debidamente asesorados por sus abogados, puedan definir el régimen qué voluntariamente quieren pactar. Les recomiendo desde ya una participación activa en la elaboración de su propio modelo de acuerdo de custodia compartida, no deje que su vida sea consecuencia de un modelo o formulario copiado por alguien que no domine la personalización de estos pactos. Y pregunte, pregunte y vuelva a preguntar para que sus abogados le expliquen cada uno de los detalles de su acuerdo individualizado y personalizado de Convenio Regulador, si las explicaciones no son claras y detecta usted falta de profesionalidad y experiencia en su abogado, corra a buscar a otro inmediatamente.

No olvide nunca que los abogados somos el elemento esencial del proceso de divorcio, ya que somos nosotros los abogados los que vamos a decidir con los clientes los ingredientes de cada divorcio, y las estrategias y peticiones que vamos a presentar ante el Juzgado de Familia.

Hay que recordar en este punto que la custodia compartida no significa obligatoriamente un reparto al 50% exacto y matemático de los periodos de convivencia de los hijos con cada progenitor. Más bien, habría de ser interpretada como un reparto de la coparentalidad, es decir, establecer las distribuciones y repartos para hacer posible y sostenible ejercer de forma real como padres en condiciones de igualdad en derechos y obligaciones conforme a las capacidades, habilidades y pactos alcanzados entre las partes, todo ello al amparo de las necesidades individualizadas y siempre tomando como fundamento el beneficio de los hijos.

El profesor Perez Martín distingue 4 clases de Custodias Compartidas:

a) Custodia compartida simultánea.

Este supuesto, legalmente posible pero atípico, únicamente es posible cuando, después de la separación o el divorcio, los progenitores continúan conviviendo en el domicilio familiar en unión de los hijos. Esta circunstancia puede darse cuando la vivienda familiar se divide en dos dependencias distintas, permitiendo que los hijos puedan estar en una o en otra, o incluso compatibilizando algunos espacios comunes.

Este subtipo plantea muchas dudas en el medio y largo plazo, si bien podría plantearse con carácter temporal en el corto plazo para dar solución a algunas circunstancias patrimoniales y personales concurrentes en algunos supuestos de divorcio.

b) Custodia compartida a tiempo parcial sin cambio de domicilio para los hijos.

En este supuesto los hijos permanecen constantemente en el domicilio familiar, y son los progenitores los que durante los tiempos pactados en el Convenio Regulador se trasladan a la vivienda familiar para convivir con ellos. Aunque en hipótesis pudiera ser admisible, y pudiera parecer el más sensato a priori, la realidad y la práctica nos dice que tiene poca viabilidad ya que suele ser foco de controversias en cuanto al abandono de la vivienda por un progenitor para el regreso del otro, que a su vez podría venir acompañado de una  tercera persona si hay iniciado una nueva unión sentimental.

La ventaja para los hijos es que no cambian de entorno y mantienen su espacio vital propio.

El inconveniente también es de tipo económico, ya que obligaría a que cada progenitor tuviera su propio lugar de residencia, es decir, obligaría a que hubiera tres viviendas disponibles: una para cada uno de los cónyuges y el propio domicilio familiar, donde a su vez cada cónyuge debería conservar espacios “propios”.

c) Custodia compartida a tiempo parcial con cambio de domicilio para los hijos.

Se constituye este como el más común y que menos problemas presenta en la práctica, más aún cuando la vivienda familiar previa al divorcio permanece como vivienda de uno de los progenitores, lo que permitirá cierto grado de estabilidad emocional respecto a este espacio familiar en el entorno a partir del divorcio.

El reparto de la convivencia del 50% entre los progenitores implicaría que los hijos tendrían que pernoctar con cada uno de los padres 182 noches del año. No parece lógica la idea de que un día duerma en casa de padre y otro en casa de la madre, por ello, dicho reparto habría que hacerse por períodos lógicos.

¿Qué reparto del tiempo de convivencia sería el ideal? No estamos ante una cuestión estrictamente jurídica que puede resolverse acudiendo al ordenamiento jurídico ni a la jurisprudencia, y tampoco podemos apoyarnos en estudios psicológicos objetivos.

Algunas resoluciones judiciales consideran adecuado el reparto por semanas, lo cual evita que los niños tengan que fijarse un régimen de visitas paralelo (a mí me parece el más adecuado en la mayoría de los supuestos, aunque siempre habrá que evaluar el caso individualizada mente); en otros casos se ha fijado en la estancia quincenal con cada uno de los progenitores con un régimen de visitas intermedio; otras veces el reparto ha sido mensual con régimen de visitas inter semanal y de fin de semana; también se acudido a veces el reparto trimestrales respetando los periodos vacacionales para cuadrar la igualdad en la estancia; Y en otros supuestos se ha entendido que el reparto por cursos escolares es el que mejor se adapta a las necesidades del menor. Y en otros supuestos se ha entendido que el reparto por cursos escolares es el que mejor se adapta a las necesidades del menor.

Cualquiera de los repartos por el que se opte tiene tiene sus ventajas e inconvenientes y habrá que estudiar caso por caso poniendo en la balanza los pros y los contra, y a ser posible también escuchando la opinión de los hijos cuando tenga suficiente juicio para decidir, como le gusta mencionar a nuestro legislador.

d) Custodia compartida sin tiempo igualitario de los hijos con ambos progenitores.- Este subtipo se puede llegar a aproximar mucho a la custodia exclusiva, pero hay una diferencia importante al compartir ambos progenitores el derecho de decisión, la responsabilidad y autoridad en el devenir ordinario del cuidado y educación de los hijos.

4.- Guarda y Custodia atribuida a un tercero no progenitor.

Nos encontramos en este caso ante otra situación extraordinaria prevista en el artículo 103 de nuestro código civil y se producirá sólo en aquellos supuestos en que resulte imposible atribuirle cualquier tipo de guardia custodia a los progenitores, siendo lo habitual en estos casos que la guarde custodia sea otorgada a los abuelos. Nada impide ni prohíbe que los hijos  pueden ser encomendados en guarda y custodia a persona distinta de los progenitores si efectivamente concurren circunstancias extraordinarias, cuyo análisis y valoración también habrá de hacerse caso por caso.

Como siempre les aconsejo que llegado el momento busquen un buen abogado, experto en Derecho Matrimonial para aconsejarle y proteger sus intereses y derechos en el proceso de divorcio. Si quiere viste nuestra web http://www.cyafamilia.com o solicite una entrevista personal en nuestro despacho en Murcia.

 

 

 

Por qué nos divorciamos?

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Todos sabemos por qué nos casamos. Caemos enamorados, encontramos a nuestra media naranja, hemos encontrado al padre o a la madre de nuestros hijos,  somos almas gemelas…

Sabemos por qué nos divorciamos? Sabríamos enumerar las tres causas principales de divorcio? Qué nos hace dar el paso para divorciarnos? Sigue leyendo

La primera reunión con el abogado de su divorcio.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Primera reunión con el abogado elegido para llevar su divorcio? Qué ocurre? De qué se hablará? Se pueden hacer preguntas? Existe algún tipo de compromiso inicial? Cuánto cuesta esa primera reunión?… Muchas preguntas, muchas dudas. Tómelo con calma, visitar a un abogado es un trámite muy sencillo y todos los abogados del mundo son especialmente simpáticos y agradables en la primer visita, quieren que el cliente se sienta cómodo y los contrate.

Es normal sentirse extraño al levantar el teléfono para solicitar esa primera visita, es normal preguntarse cómo o por qué se ha llegado a esta situación en el matrimonio. La situación puede llegar a parecer un poco surrealista, quien nos hubiera dicho hace unos años que íbamos a pronunciar la palabra “divorcio” en primera persona. Pero la decisión está tomada, y es necesario solicitar consejo legal.

Sigue leyendo

El proceso de divorcio no es una historia personal. No es un juicio de culpables. No hay buenos, ni malos.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Lo que esto significa en términos prácticos es que si usted siente la ira o el resentimiento, o la necesidad de ventilar sus penas contra su cónyuge o pareja, tiene que salir de ese rol y olvidar esas sensaciones antes de ir a visitar a un abogado, y en cualquier caso en la puerta del juzgado. En un proceso de divorcio hay que preparerse e informarse de lo que sirve y lo que no para conseguir el mejor resultado para usted, y para sus hijos si los tiene. Sigue leyendo

Las relaciones terminan. Muchas en verano. Me divorcio?

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El verano es un tiempo difícil para las parejas con problemas. La intensa convivencia durante 24 horas al día durante un mes completo nos pone a todos a prueba. Los niños nos rodean; las familias políticas, suegra y cuñados incluidos, también nos rodean, los espacios no son nuestro entorno habitual; los planes paradisiacos ansiados durante el año no se pudieron cumplir; esperábamos un descanso que se convierte en una “carga extra” en la relación. No hay donde esconderse, no hay excusas, no hay una jornada laboral de por medio. Y él o ella están ahí, machacando una y otra vez con esa conducta que nos desespera, no hay manera de tomarse un respiro. Un alto porcentaje de los divorcios se deciden en los periodos vacacionales, y se ejecutan con “la vuelta al cole”.

Nos guste o no, nuestras relaciones terminan. Esto es una realidad a la que nuestra generación se ha adaptado a lo largo de las últimas tres décadas, desde que allá el año 1981 se aprobase nuestra primera Ley del Divorcio en España.

Hoy en día el final de una relación no es cuestión de culpables, no es necesario demostrar ni justificar ante nadie cuál es la razón o la causa del fin de una relación o de un matrimonio. Se acabaron las pesadillas de explicar ante un juzgado qué llevó a una pareja a tomar la decisión de dar por finalizada su convivencia. Los procesos de divorcio y asimilados en ningún caso precisan dar ningún tipo e explicación, tampoco necesitan la conformidad del otro cónyuge. La decisión de uno de los miembros de la páreja es más que suficiente, y no tendrá que explicar nunca las razones que le lleváron a tomar su decisión.

A veces las parejas se van consumiendo, se van desgastando poco a poco, a veces de pronto, casi sin encontrarle una explicación las parejas saltan por los aires.

Sigue leyendo

Modelos familiares? Cada uno el suyo, y punto.

Estudiando Derecho de Familia, estudiando nuevos modelos familiares, nuevas formas de enfocar una crisis matrimonial. Muuuuuchos cambios. Todo es cambio. Cada pareja crea hoy un modelo, algunas asumen modelos previos, pero son muchas las parejas que crean “su modelo”.

Hay que estar pendiente de los avances para poder trabajar en esta materia. Como siempre mirando que hacen en USA para entender muchas cosas y sus soluciones. Cuando empecé a trabajar esta materia era estable, ahora cambia cada día, cada momento en una sociedad que cambia. Me gusta mucho esta materia, me gusta ayudar a encontrar soluciones, tratando de facilitar siempre una solución amistosa. Síguenos en http://www.cyafamilia.com

Los modelos familiares que solíamos estudiar en la carrera de derecho y los modelos familiares típicos de las familias españolas de los 80 y de los 90 han sido superados completamente por los nuevos modelos que hoy encontramos en la práctica del derecho de familia.  Hoy podemos hablar de distintas realidades familiares y estas realidades familiares marcan las soluciones que como abogados debemos afrontar cada día en nuestros despachos. De igual forma los juzgados de familia y particularmente los fiscales de familia están viviendo una realidad diaria a la que vamos dando soluciones no resueltas con anterioridad.

Los roles de género en los matrimonios modernos, las madres ya no están dispuestas a negarse a sí mismas carreras, los padres ya no están dispuestos a desempeñar un papel parental secundario, y en lugar de buscar socios en una unidad económica, las personas buscan un alma gemela en una relación destinada a la realización personal, casado o no. Se puede ver, literalmente, el cambio…

Cuánto cuesta divorciarse? Cuánto vale un divorcio? (en Murcia)

Una de las preguntas que se plantea cualquiera que se encuentra ante una crisis matrimonial próxima al divorcio es: Cuáles serán los costes asociados al proceso de divorcio? Cuánto cuesta el abogado? Cuánto cuesta el procurador? Es necesaria la intervención de ambos profesionales? Hay más pagos?

La intervención de abogado y procurador son obligatorias en España, salvo en aquellos casos de divorcio de mutuo acuerdo (ambos cónyuges están completamente de acuerdo en todo) y además no tienen hijos menores de edad o incapacitados a su cargo. Sigue leyendo

Puede un padre solicitar custodia compartida si su horario laboral es exigente? Puede impedir la dedicación profesional un régimen de custodia compartida?

El régimen de custodia compartida ha venido para quedarse, es el régimen ordinario legalmente establecido, y estamos dando pasos de gigante cada día para normalizarlo en la práctica, no sólo a nivel de tribunales, también nuestra sociedad y los papás y las mamás estamos haciendo un esfuerzo por comprender y aceptar que normalmente es lo mejor para nuestros hijos.

Siempre y cuando el desempeño laboral del padre no le haya impedido compartir la atención habitual y constante de los menores a lo largo de los periodos de convivencia matrimonial, comprometiéndose activamente en ello y pudiendo demostrarlo, nada impide que el padre pueda solicitar y obtener un régimen de custodia compartida.

Sigue leyendo