Quién permanece en el domicilio familiar en caso de divorcio con custodia compartida? Puede haber un régimen temporal hasta la venta del domicilio familiar?

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

En la mayoría de los casos que se nos presenta un caso nuevo en el que los progenitores han hablado o pretenden un régimen de Custodia Compartida se repiten preguntas comunes: Salen y Entran los niños en las casas de los padres? o Salen y Entran los padres en el domicilio familiar? Quién se adjudica la vivienda familiar en estos casos?

No hay una sola respuesta, casi todas las opciones de respuesta podrían llegar a ser válidas y todas podrían ser erróneas. Una vez más nos encontraremos con circunstancias a evaluar individualizadamente y deberemos buscar un adecuado equilibrio entre los legítimos intereses concurrentes.

Haré mención y referencia en este punto a la reciente Sentencia, que acabo de leer, 343/2018 dictada por nuestro Tribunal Supremo el 7 de junio de 2018. Con la que creo que quedan establecidos con la necesaria proximidad en el tiempo el criterio al respecto:

Dada la falta de mención en el artículo 96 del Código Civil a los criterios que deben seguirse para atribuir el uso de la vivienda en caso de custodia compartida, la decisión discrecional del juez en caso de divorcio contencioso debe atender a las circunstancias concurrentes. La decisión debe valorar el interés más necesitado de protección (art. 96) y tener en cuenta que en todas las decisiones que se adopten por los tribunales primará el interés superior de los menores sobre cualquier otro interés legítimo que pudiera concurrir, debiendo priorizarse las medidas que, respondiendo a este interés, respeten también los otros intereses legítimos presentes.

Nuevamente el interés superior de los menores como criterio de interpretación necesario en todos los acuerdos y extremos que por cualquier medio y circunstancia afecten a los hijos de matrimonio. Muy a menudo discutiremos si los acuerdos alcanzados por las parte atienden adecuadamente a ese “interés superior” pero este será siempre el criterio de aplicación de acuerdos y normas.

En el caso, por acuerdo inicial de los progenitores en el momento de la separación, ambos se alternaron en el uso de la vivienda. Partiendo de que el interés de los menores justificaba la adopción de una custodia compartida, lo que ahora no se discute, la solución que se ha adoptado en las instancias es que los menores permanecieran en la vivienda, por ser su interés el más necesitado de protección, de acuerdo con el criterio general que resulta del artículo 96. La sentencia recurrida determina que esta situación se mantendrá hasta que los ex esposos liquiden la sociedad de gananciales y lo hace, como argumenta el Ministerio Fiscal, porque pondera las circunstancias: el interés más necesitado de protección, que en el caso es el de los menores, las tensiones que pueden producirse en su perjuicio con la excesiva prolongación de la situación de uso alterno de la vivienda y la conveniencia por ello de facilitar el tránsito a dos viviendas.

Vemos como el acuerdo de permanencia de los hijos en la vivienda familiar es perfectamente válido y cómo también se señala la “conveniencia” de que esa situación de entrada y salida de los progenitores a la vivienda familiar del matrimonio sea temporal, de tránsito. Me parece una extraordinaria solución para muchos casos en los que se pueda alcanzar una regulación amistosa en la que sea necesario un margen temporal para proceder a la venta del domicilio familiar a la vez que se van organizando las dos nuevos domicilios de los progenitores ya divorciados. Existe de esta forma un adecuado equilibrio entre la protección del interés superior de los menores y la oportunidad, a veces necesidad de establecer un puente desde el momento del divorcio hasta que los progenitores son capaces de organizar sus nuevos domicilios independientes del antiguo domicilio familiar.

En el recurso de casación solo puede valorarse si el tribunal ha ponderado el interés más necesitado de protección, el de los menores, y la mejor forma de organizar la custodia compartida establecida en su interés. Puesto que la sentencia recurrida pondera ese interés, no infringe el artículo 96 del Código Civil ni la doctrina de esta sala y, en consecuencia, el recurso debe ser desestimado.

Anuncios

Llegó el momento del divorcio? No aguantas más? Necesitas salir de casa ya? Me puedo ir de casa? Qué pasa con los niños?

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Necesitas estar de acuerdo con tu cónyuge o pareja?
Quién organiza esta situación?
Es diferente en caso de parejas de hecho?

cof

Sigue leyendo

¿Debo firmar ese Convenio de Divorcio?

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

¿Divorcio de mutuo acuerdo o contencioso? ¿Debo firmar el Convenio Regulador que me dice mi abogado? ¿Y si yo no estoy de acuerdo? ¿Ceder o perseverar ante una propuesta que a mi me parece insuficiente? ¿Me la juego a ir a juicio? ¿Conocerá el Juez y el Fiscal suficientemente las circunstancias del caso si voy a Juicio? ¿Irá de farol la otra parte o irá en serio? ¿Realmente querrá la custodia compartida? Miles de preguntas se agolpan en cada caso de Divorcio que se nos plantea en CyAFamilia, en la mayoría de las ocasiones las preguntas son casi las mismas para todos. No hay ninguna pregunta tonta ni sin sentido, todas las preguntas deben ser resueltas antes de cerrar un acuerdo de Divorcio.

Sigue leyendo

CyAFamilia colabora con CMAP

Etiquetas

, , , , , , ,

Los problemas jurídico matrimoniales en los que trabajamos en CyAFamilia nunca vienen solos, una incapacitación, los conflictos con los hijos, una crisis matrimonial, una separación o un divorcio vienen acompañados de diversas problemáticas asociadas a las circunstancias de cada caso, de cada familia. Abordar todas estas situaciones y ser capaces de limitar las consecuencias de las mismas son el verdadero quebradero de cabeza de cualquier persona que se enfrenta a estas difíciles situaciones.

Sigue leyendo

Cuánto tarda un divorcio en España?

¿Cuánto tarda en presentarse un divorcio? Si todo está preparado una demanda de divorcio puede ser presentada en pocas horas desde que acude al despacho de su abogado. Divorciarse no es difícil, pero hay que ser cuidadoso en los pasos previos para no cometer errores de los que luego pueda arrepentirse.

¿Cuánto dura el proceso ante el Juzgado? Lamentablemente en España la duración del proceso de divorcio dependerá muchísimo del partido judicial en el que usted tiene fijado su último domicilio familiar, y según esto un proceso completo de divorcio podrá durar desde una par de meses hasta prácticamente una eternidad (y llamaré eternidad a estos efectos un periodo de un año y a veces incluso más).

Si usted tiene su domicilio en la ciudad de Murcia, es usted una persona afortunada, su divorcio irá razonablemente rápido, en el tiempo de duelo derivado de la frustración de la finalización de la relación familiar prácticamente estará usted libre y su nueva situación de libertad ya estará anotada en el Registro Civil.

Dice nuestra Ley de Enjuiciamiento Civil en su Artículo 769 Competencia ” 1. Salvo que expresamente se disponga otra cosa, será tribunal competente para conocer de los procedimientos a que se refiere este capítulo el Juzgado de Primera Instancia del lugar del domicilio conyugal. En el caso de residir los cónyuges en distintos partidos judiciales, será tribunal competente, a elección del demandante, el del último domicilio del matrimonio o el de residencia del demandado.

Los que no tuvieren domicilio ni residencia fijos podrán ser demandados en el lugar en que se hallen o en el de su última residencia, a elección del demandante y, si tampoco pudiere determinarse así la competencia, corresponderá ésta al tribunal del domicilio del actor”.

Si usted tiene su domicilio en Cartagena el tema comienza a complicarse…

Si usted tiene su domicilio en San Javier o Totana… (el matrimonio es para siempre).

A vedes pienso que merece la pena cambiar el domicilio conyugal a Murcia unos meses antes de divorciarse para poder optar legalmente a un proceso judicial de divorcio en un tiempo razonable.

Conforme a los datos del INEM el 75,1% de los divorcios se resolvió en menos de seis meses (frente al 75,3% en 2015). Por su parte, en el 8,1% de los casos la duración fue de un año o más (7,7% en 2015).

El 83,5% de las separaciones se resolvieron en menos de seis meses (frente al 85,3% en 2015), mientras que el 4,8% tardó un año o más (3,8% en 2015). La duración media de los procedimientos fue de 4,7 meses en 2016, ligeramente superior a la del año anterior, que fue de 4,6 meses. En las separaciones la duración media (3,7 meses) fue menor que en los divorcios (4,7 meses).

Atendiendo a la tipología de los procedimientos de divorcios y separaciones, se observa que la duración media de los de mutuo acuerdo fue de 3,1 meses, mientras que la de los contenciosos alcanzó los 9,9 meses. El 67,1% de los procedimientos de mutuo acuerdo se resolvió en menos de tres meses y el 21,7% en un tiempo de tres a cinco meses. Por su parte, el 43,1% de los procedimientos contenciosos se resolvió en un tiempo de entre seis y 11 meses, y un 25,8% en 12 o más meses.

Os esperamos para ayudaros y solucionar vuestras dudas en nuestro despacho en pleno centro de la ciudad de Murcia, podéis visitar nuestra web para saber un poco más de nosotros.

Pasos a seguir para un divorcio

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

La gran pregunta habitual entre nuestros clientes antes de llegar a nuestro despacho ¿Cuáles son los pasos a seguir para un divorcio? ¿A dónde me debo dirigir? ¿Con quién debo hablar? ¿Qué documentación voy a necesitar? ¿Que información y datos deberé aportar para iniciar mi divorcio? Todas las respuestas a estas preguntas y a muchas más se las dará su abogado experto en Derecho Matrimonial en su primera visita a nuestro despacho.

Para un abogado matrimonialista dar respuesta a todas estas preguntas y darle los primeros consejos y estrategias generales para afrontar su divorcio debe ser normalmente una tarea sencilla. Desconfié usted de abogados que titubean o dudan ante las preguntas planteadas en su primera visita al abogado, busque un abogado que tenga clara la materia de derecho de familia y que sepa dar una respuesta rápida y segura a las cuestiones que se le plantean. Sigue leyendo

La Custodia Compartida en Murcia

Etiquetas

, , , , ,

 

Hoy 18 de diciembre de 2017 aparece un artículo en Diario La opinión de Murcia en el que Ana Lucas hace una presentación muy interesante de los últimos datos suministrados por el Instituto Nacional de Estadística de la Región de Murcia. Los reproduzco aquí:

“La comunidad murciana registró el año pasado 2.940 divorcios, en los que había hijos de por medio en 1.558 exparejas – Casi mil matrimonios de los que se separaron llevaban más de 20 años casados

Un total de 2.940 matrimonios se divorciaron en la Región de Murcia en el año 2016, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE). En 1.558 de estas ex parejas había hijos de por medio. Y en 112 casos tenían sólo hijos menores de edad y más de dos por matrimonio.

El INE detalla que en 2016 se dio la custodia al padre en 93 de los procesos. La madre se quedó con los niños en 1.446 de los casos. La custodia compartida se decretó en 227 de los divorcios.”.

La pregunta que tantas veces me hago a la vista de estos datos, pero sobre todo a la vista de la realidad que observo en mi despacho de abogado matrimonialista: Están los murcianos y murcianas preparados para asumir la nueva realidad de la Custodia Compartida que hoy prevé nuestro ordenamiento?

Sin querer sentar cátedra, y simplificando a modo de generar un entendimiento claro sobre la pregunta objeto de debate, diré que nos encontramos aún en Murcia, también en el resto de territorio nacional en el que trabajamos, muy vinculados a las ideas tradicionales de que “los hijos están mejor con su madre” y que “nunca un padre va a poder realizar las tareas con los hijos como las desarrolla una madre”

Estas ideas parecen “trasnochadas” en el argumentario que hoy equipara a padres y madres en el cumplimiento de tareas de educación integral de los hijos del matrimonio, pero no dejan de ser una realidad en el pensamiento individual de la mayoría de los clientes que nos llegan hoy en día a nuestros despachos especializados en Derecho Matrimonial. Las ideas progresistas, innovadoras están muy bien con carácter general, pero luego nos enfrentamos a los comportamientos individuales, a la decisión de Con quién deben estar mis hijos tras mi Divorcio? Soy una buena madre si acepto la custodia compartida? Sabré como padre hacer las tareas que antes del divorcio hacía mi ex esposa? De dónde sacaré el tiempo para cuidar a mis hijos en esa custodia compartida? Será bueno para mis hijos ir de casa en casa con eso de la custodia compartida?.

El legislador y los especialistas en la materia se han pronunciado con claridad al respecto: la custodia compartida es la mejor solución para todos los miembros de la familia involucrados en un caso de divorcio.

La custodia compartida, lo más importante, es buena para los hijos, muy buena en la mayoría de los casos que conozco, fundamentalmente porque permiten a los hijos continuar una relación normalizada constante con su madre y su padre, y además evita el distanciamiento de las figuras paternas asociado en muchos casos a la custodia exclusiva. A ello se une en el largo plazo los beneficios derivados de la no atribución de roles masculinos o femeninos a determinadas tareas de la educación integral bien entendida, en la que tanto papá como mamá tienen idénticas capacidades para ayudar con los deberes, para las actividades extra escolares y para la realización de las tareas domésticas. Con la custodia compartida las tareas de padre y tareas de madre se van diluyendo para ser tareas y roles que ambos progenitores pueden desarrollar aplicándose adecuadamente a ellas.

Otra cuestión esencial en la aceptación de la custodia compartida es las consecuencias económicas de la elección de este régimen. En el régimen  de custodia compartida los hijos del matrimonio van a estar con ambos progenitores, normalmente por periodos iguales o similares y eso va a tener como consecuencia habitual la desaparición o minoración de las pensiones de alimentos comúnmente establecidas en los divorcios tradicionales. Si hay grandes diferencias económicas entre cónyuges habrá aún alguna pensión de alimentos, si no existe tal diferencia cada cónyuge se hará cargo de los gastos habidos durante la permanencia de los menores en cada casa.

No sería “justo” que las pretensiones sobre esas pensiones de alimentos frustraran los beneficios de nuestro ordenamiento en favor de los hijos menores derivados de las múltiples ventajas de la custodia compartida.

Quizás algún día los murcianos y las murcianas seamos capaces de hacer nuestras estos avances y adaptaciones de nuestro ordenamiento en materia de Derecho de Familia, y seamos capaces de entender que al momento de plantear una demanda de divorcio debemos pensar en la mejor opción para nuestros hijos, en el futuro de nuestros hijos, y para ello nada mejor que ponerse en manos de los mejores profesionales para este momento.

De la adaptación a la custodia compartida de los jueces y fiscales de Murcia hablaremos otro día, que el tema también es muy interesante. Quizás sean ellos los primeros que deberían echar una mano en estas lides a nuestra ciudadanía. O quizás ya lo estén haciendo…

No hay que creer en un sistema, hay que preguntar hasta estar convencidos, convencidos de que el sistema que hemos elegido es el mejor para nuestro caso particular.  Y una vez convencidos hemos de estar comprometidos para hacer efectivo el régimen elegido, es el mayor compromiso, el que alcanzamos para el desarrollo integral de nuestros hijos.

Efectos del Divorcio en los hijos.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Llegado el momento en que nos planteamos seriamente la opción de dar por terminado nuestro matrimonio, hay preguntas que todos nos hacemos, muchas de estas preguntas son siempre las mismas. No existen en derecho matrimonial respuestas matemáticas porque trabajamos en un escenario subjetivo muy condicionado por las circunstancias y contexto de cada pareja, de cada familia, pero sí que es conveniente plantear algunos elementos comunes que suelen aparecer en las dudas preliminares a dar el paso de visitar a un abogado para comenzar un proceso de Divorcio.

Sigue leyendo

Opinión de los menores en cambios de régimen de Custodia en casos de Divorcio.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una vez más afrontamos el problema habitual de las solicitudes de cambio de régimen de guarda y custodia en la edad intermedia de los hijos en los que comienzan a tener criterios propios y solicitan ellos mismos el “cambio de casa”.

Con la llegada de la adolescencia, más comúnmente a partir de los 14 o 15 años de edad nos encontramos con menores que comienzan a ser reivindicativos en su solicitud de ser oídos, opinar e incluso tomar decisión propia con respecto a qué progenitor pretenden convivir, muchas veces en oposición a las medidas pactadas u obligatorias establecidas en el proceso de divorcio seguido por los padres. Sigue leyendo

Es la Infidelidad causa de Divorcio en España?

Etiquetas

, , , , , , , ,

Como señala la propia exposición de motivos de la reforma de 2005, en España, tradicionalmente, el derecho a contraer matrimonio se configuraba como un derecho constitucional, cuyo ejercicio no podía afectar, ni desde luego, menoscabar la posición jurídica de ninguno de los esposos en el matrimonio, y que, por último, daba lugar a una relación jurídica disoluble, por las causas que la ley dispusiera.

El divorcio se concebía tradicionalmente como un último recurso al que podían acogerse los cónyuges y sólo cuando era evidente que, tras un dilatado período de separación, su reconciliación ya no era factible.

Se exigía la demostración, con un relato fáctico pormenorizado y plagado de incómodos detalles, del cese efectivo de la convivencia conyugal, o de la violación grave o reiterada de los deberes conyugales. En ningún caso, el matrimonio podía antaño disolverse como consecuencia de un simple acuerdo de los consortes, o de la voluntad unilateral de uno de ellos.

Estas disposiciones estuvieron en vigor durante casi un cuarto de siglo, tiempo durante el que se han puesto de manifiesto de modo suficiente tanto las carencias de estas regulaciones como las disfunciones por ellas provocadas.

El evidente cambio en el modo de concebir las relaciones de pareja en nuestra sociedad ha privado paulatinamente a estas normas de sus condicionantes originales, y nos trajeron un tiempo nuevo a partir de 2005 en el que los Divorcios son acausales, no necesitan ningún tipo de argumento ni justificación, ni acreditación alguna que justifique o pruebe por qué el cónyuge unilateralmente o ambos han decidido dar ese paso. Han quedado atrás para siempre aquellos recuerdos de las películas americanas en las que un personaje decía al otro “Nunca te concederé el Divorcio”.

Llevado a la práctica de los despachos de abogados que nos dedicamos a la materia de Derecho Matrimonial, la Infidelidad es uno de los elementos que acompañan a menudo los casos de crisis de pareja que llevan finalmente a un Divorcio. Es muy habitual que por los clientes de nuestro despacho se manifieste la existencia de infidelidades en el seno de la pareja o familia que se plantea finalizar la relación con la presentación de una demanda de divorcio. Y créanme que en esta materia no hay diferenciación por sexo o género, es una circunstancia habitual.

Consecuencia de la regulación actual es mi costumbre no entrar a debatir los pormenores de estas cuestiones con mis clientes, dejando claro desde un primer momento que esos hechos y conductas no serán objeto del debate en el proceso de divorcio, y que no habrá consecuencias perjudiciales para aquel cónyuge infiel que ahora podrá ejercer plenamente sus derechos de cónyuge y padre o madre en el Divorcio. Se sientan o no más o menos responsables, culpables o víctimas de infidelidades tipo, no debe haber consecuencias en el plano del Derecho de Familia a lo largo del proceso de divorcio.

Me preguntan muchas veces, se preguntan mis clientes ¿Por qué aparece la infidelidad?,¿Por qué ha ocurrido en su matrimonio?, ¿En qué momento se pudo evitar?, ¿Cómo se pudo evitar?, ¿Quién es el culpable de la infidelidad? No entraré a evaluar, ni a opinar en profundidad sobre esta materia, que va quizás más allá de los conocimientos de un abogado matrimonialista, pero si que dejaré por aquí señalado que algunos especialistas en la materia aseguran que “la infidelidad no es la causa de las crisis matrimoniales, sino que es la consecuencia lógica de las mismas”.

Me consta como abogado matrimonialista que las infidelidades se perdonan en España, y me consta también que no es una cuestión fácil que precisa en la mayoría de las ocasiones la concurrencia de especialistas de otras disciplinas ajenas a la jurídica en la materia que ayuden a superar esa situación cuando por los cónyuges hay intención de preservar la continuidad de la convivencia familiar.(La foto de la estadística es una encuesta televisiva sin más valor).

No entraré aquí a debatir propuestas de moda estos días como las “Relaciones Abiertas” al modo Nuria Roca, que estos días nos llevan a hablar tanto de Infidelidad y límites de esta en los entornos de la familia prevista en nuestro Código Civil. Tan sólo dejaré aquí señalado que nuestro Código Civil señala “Artículo 68 Los cónyuges están obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente”.  Y entonces?

En http://www.cyafamilia.com estamos a sus entera disposición para darle el mejor consejo y acompañamiento legal caso de que usted lo necesite en su proceso de Divorcio, y una vez más me permito recordar a los lectores de este blog que muchas veces es mejor una consulta informativa a tiempo que una visita al Abogado para presentar de inmediato una demanda en el Juzgado. Actuar con información, con tiempo suficiente para preparar las estrategias y las pruebas del caso siempre es un buen primer consejo legal.